Las ventanas en los baños suelen ser una cuestión de gustos, ya que hay personas que apuestan decididamente por tener una, mientras que otras prefieren la intimidad de no tenerla. Sin embargo, hay que ser conscientes que disponer de una salida al exterior es beneficioso para evitar problemas de humedad, por ejemplo. Con una ventana también se podría airear el espacio más fácilmente, así como contar con una mayor entrada de iluminación natural sin necesidad de recurrir siempre a la…