Cada pieza del hogar es diferente y la decoración de cada una de ellas ha de ser no sólo adecuada para el tipo de estilo que tiene cada una de ellas, sino también funcional y práctica.

El living o el comedor tiene una función diferente al dormitorio y por ello la decoración es radicalmente diferente. Cada una de estas estancias tiene su propia personalidad y la elección de las cortinas ha de estar en función del resto de la decoración.

Telas y estilos para habitaciones diferentes

La cortina del living ha de reflejar el diseño con que se ha decorado la zona. Si se han comprado muebles clásicos y recargados, las telas para ella pueden ser del mismo estilo, gruesas y con aspecto señorial. Sin embargo, para una ambientación más moderna y minimalista deben ser más ligeras y funcionales.

En el dormitorio ocurre lo mismo. Ante unos muebles clásicos se pueden añadir telas como el raso, el terciopelo, más cálido o la seda. Si hay una decoración moderna las cortinas deben seguir esa tendencia y ofrecer un ambiente homogéneo.

Las piezas de los niños tienen su propio lenguaje de decoración. No son como el resto de piezas y las diferencias son mayores. Las telas han de ser ligeras y que se puedan desmontar y lavar con facilidad. Se ensuciarán más que el resto, seguro.

Una de las opciones para mejorar la funcionalidad, sobre todo en ambientes más modernos, es la instalación de una cortina roller. Son más funcionales, resultan elegantes y aportan una sensación de calidez ideal para cualquier ambiente.

Si quieres compartir el artículo, elige tu plataforma:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email